Qué es la cuarta revolución industrial (y por qué debería preocuparnos) – BBC Mundo

http://www.bbc.com/mundo/noticias-37631834

BBC

Qué es la cuarta revolución industrial (y por qué debería preocuparnos)
Valeria Perasso
BBC Mundo
12 octubre 2016
Compartir
Diseño de sistema ciberfísico.Image copyrightTHINKSTOCK
Image caption
Los sistemas ciberfísicos, capaces de comunicarse entre sí y con los humanos, están en el centro de la revolución en ciernes.
A finales del siglo XVII fue la máquina de vapor. Esta vez, serán los robots integrados en sistemas ciberfísicos los responsables de una transformación radical.
Los economistas le han puesto nombre: la cuarta revolución industrial.
Marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, anticipan que cambiará el mundo tal como lo conocemos.
PUBLICIDAD

¿Suena muy radical? Es que, de cumplirse los vaticinios, lo será. Y está ocurriendo, dicen, a gran escala y a toda velocidad.
"Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes", vaticina Klaus Schwab, autor del libro "La cuarta revolución industrial", publicado este año.
Línea de producción en fábrica automatizada con sistemas ciberfísicos en EE.UU.Image copyrightGETTY IMAGES
Image caption
La manufactura cambiará de un modo radical y, con ella, el mundo del empleo.
Los "nuevos poderes" del cambio vendrán de la mano de la ingeniería genética y las neurotecnologías, dos áreas que parecen crípticas y lejanas para el ciudadano de a pie.
Pero las repercusiones impactarán en cómo somos y nos relacionamos hasta en los rincones más lejanos del planeta: la revolución afectará "el mercado del empleo, el futuro del trabajo, la desigualdad en el ingreso" y sus coletazos impactarán la seguridad geopolítica y los marcos éticos.
La fábrica automática y muy, muy inteligente
Entonces, ¿de qué se trata el cambio y por qué hay quienes creen que se trata de una revolución?
Lo importante, destacan los teóricos de la idea, es que no se trata de desarrollos, sino del encuentro de esos desarrollos. Y en ese sentido, representa un cambio de paradigma, en lugar de un paso más en la carrera tecnológica frenética.
5 claves para entender la REVOLUCIÓN 4.0
1. Alemania fue el primer país en establecerla en la agenda de gobierno como "estrategia de alta tecnología"
2. Se basa en sistemas ciberfísicos, que combinan infraestructura física con software, sensores, nanotecnología, tecnología digital de comunicaciones
3. La internet de las cosas jugará un rol fundamental
4. Permitirá agregar US$$14,2 billones a la economía mundial en los próximos 15 años
5. Cambiará el mundo del empleo por completo y afectará a industrias en todo el planeta
WEF, 2016
Getty Images
"La cuarta revolución industrial, no se define por un conjunto de tecnologías emergentes en sí mismas, sino por la transición hacia nuevos sistemas que están construidos sobre la infraestructura de la revolución digital (anterior)", dice Schwab, que es director ejecutivo del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y uno de los principales entusiastas de la "revolución".
"Hay tres razones por las que las transformaciones actuales no representan una prolongación de la tercera revolución industrial, sino la llegada de una distinta: la velocidad, el alcance y el impacto en los sistemas. La velocidad de los avances actuales no tiene precedentes en la historia… Y está interfiriendo en casi todas las industrias de todos los países", apunta el WEF.
También llamada 4.0, la revolución sigue a los otros tres procesos históricos transformadores: la primera marcó el paso de la producción manual a la mecanizada, entre 1760 y 1830; la segunda, alrededor de 1850, trajo la electricidad y permitió la manufactura en masa.
Primera Revolución Industrial, ilustraciónImage copyrightHULTON ARCHIVE
Image caption
La primera revolución industrial permitió pasar a la producción mecanizada, gracias a novedades como el motor a vapor.
Para la tercera hubo que esperar a mediados del siglo XX, con la llegada de la electrónica y la tecnología de la información y las telecomunicaciones.
Ahora, el cuarto giro trae consigo una tendencia a la automatización total de la manufactura – su nombre proviene, de hecho, de un proyecto de estrategia de alta tecnología del gobierno de Alemania, sobre el que trabajan desde 2013 para llevar su producción a una total independencia de la mano de obra humana.
La automatización corre por cuenta de sistemas ciberfísicos, hechos posibles por el internet de la cosas y el cloud computing o nube.
Los sistemas ciberfísicos, que combinan maquinaria física y tangible con procesos digitales, son capaces de tomar decisiones descentralizadas y de cooperar -entre ellos y con los humanos- mediante el internet de las cosas.
Lo que veremos, dicen los teóricos, es una "fábrica inteligente". Verdaderamente inteligente.
Trabajador con rollo de fibra óptica.Image copyrightGETTY IMAGES
Image caption
¿Y qué pasará con el empleo?
El principio básico es que las empresas podrán crear redes inteligentes que podrán controlarse a sí mismas, a lo largo de toda la cadena de valor.
Los guarismos económicos son impactantes: según calculó la consultora Accenture en 2015, una versión a escala industrial de esta revolución podría agregar US$14,2 billones a la economía mundial en los próximos 15 años.
En el Foro de Davos, en enero de este año, hubo un anticipo de lo que los académicos más entusiastas tienen en la cabeza cuando hablan de Revolución 4.0: nanotecnologías, neurotecnologías, robots, inteligencia artificial, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, drones e impresoras 3D serán sus artífices.
Pero serán también los gestores de una de las premisas más controvertidas del cambio: la cuarta revolución podría acabar con cinco millones de puestos de trabajo en los 15 países más industrializados del mundo.
Escenario del Foro de Davos.Image copyrightGETTY IMAGES
Image caption
En el Foro de Davos, en enero pasado, la cuarta revolución industrial fue la estrella del debate.
Revolución, ¿para quién?
Son precisamente los países más avanzados los que encarnarán los cambios con mayor rapidez, pero a la vez los expertos destacan que son las economías emergentes las que podrán sacarle mayor beneficio.
La cuarta revolución tiene el potencial de elevar los niveles de ingreso globales y mejorar la calidad de vida de poblaciones enteras, apunta Schwab, las mismas que se han beneficiado con la llegada del mundo digital (y la posibilidad, por caso, de hacer pagos, escuchar música o pedir un taxi desde un celular ubicuo y barato).
Sin embargo, el proceso de transformación sólo beneficiará a quienes sean capaces de innovar y adaptarse.
Gráfico de internet de las cosasImage copyrightTHINKSTOCK
Image caption
Un esquema de la internet de las cosas (IoT, en inglés) sobre la que se apoya la transformación.
"El futuro del empleo estará hecho de trabajos que no existen, en industrias que usan tecnologías nuevas, en condiciones planetarias que ningún ser humano jamás ha experimentado", resume David Ritter, CEO de Greenpeace Australia/Pacífico, en una columna sobre la cuarta revolución para el diario británico The Guardian.
Aunque los empresarios parecen entusiasmados – más que intimidados- por la magnitud del reto: un sondeo revela que 70% tiene expectativas positivas sobre la cuarta revolución industrial.
Así se desprende del último Barómetro Global de Innovación, una medición que publica General Electric cada año y que recoge opiniones de más de 4.000 líderes y personas interesadas en las transformaciones de 23 países.
LA CUARTA REVOLUCIÓN
¿Qué opinan los empresarios?
70%
de los ejecutivos tiene expectativas positivas
85% cree que las innovaciones de los sistemas ciberfísicos serán beneficiosas
64% está dispuesto a asumir los riesgos de innovar
17% teme por el impacto negativo en los trabajadores
Barómetro Global de Innovación 2016, GE
Getty
Aunque la distribución regional es desigual y son los mercados emergentes de Asia principalmente los que están adoptando los cambios de manera más disruptiva que sus pares de economías desarrolladas.
"Ser disruptivo es el estándar de oro para ejecutivos y ciudadanos, pero sigue siendo un objetivo complicado de llevar a la práctica", reconoce el estudio.
Los peligros del cibermodelo
Así, no todos ven el futuro con optimismo: los sondeos reflejan las preocupaciones de empresarios por el "darwinismo tecnológico", donde aquellos que no se adapten no lograrán sobrevivir.
Y si ello ocurre a toda velocidad, como señalan los entusiastas de la cuarta revolución, el efecto puede ser más devastador que el que generó a su turno la tercera revolución.
Hombre y robot, ilustración.Image copyrightTHINKSTOCK
Image caption
La revolución tendrá que escribir una nueva relación entre los hombres y los robots. Pero detrás hay dilemas éticos y sociales por resolver, dicen los críticos.
"En el juego del desarrollo tecnológico, siempre hay perdedores. Y una de las formas de inequidad que más me preocupa es la de los valores. Hay un real riesgo de que la élite tecnocrática vea todos los cambios que vienen como una justificación de sus valores", le dice a BBC Mundo Elizabeth Garbee, investigadora de la Escuela para el Futuro de la Innovación en la Sociedad de la Universidad Estatal de Arizona (ASU).
"Ese tipo de ideología limita gravemente las perspectivas que se traen a la mesa a la hora de tomar decisiones (políticas), lo que a su vez exacerba la inequidad que ya vemos en el mundo hoy", agrega.
"Dado que mantener el status quo no es una opción, necesitamos un debate fundamental sobre la forma y los objetivos de esta nueva economía", apunta Ritter, que considera que debe haber un "debate democrático" en torno a los cambios tecnológicos.
Joven asiático frente a computadoras.Image copyrightGETTY IMAGES
Image caption
Los mercados emergentes de Asia están a la vanguardia de la cuarta revolución, dicen los expertos.
Por una parte, hay quienes descreen que se trate de una cuarta revolución: es cierto que los cambios son muchos y muy profundos, pero el concepto fue por primera vez usado en 1940 (en un documento de una revista de Harvard titulado "La última oportunidad de Estados Unidos", que pintaba un futuro sombrío por el avance de la tecnología) y su uso representa una "pereza intelectual", dice Garbee.
Otros, más pragmáticos, alertan que la cuarta revolución no hará sino aumentar la desigualdad en el reparto del ingreso y traerá consigo toda clase de dilemas de seguridad geopolítica.
El mismo WEF reconoce que "los beneficios de la apertura están en riesgo" por medidas proteccionistas, especialmente barreras no tarifarias y normativas del comercio mundial, que se han exacerbado desde la crisis financiera de 2007: un desafío que la cuarta revolución deberá sortear si quiere entregar lo que promete.
"El entusiasmo no es injustificado, estas tecnologías representan avances asombrosos. Pero el entusiasmo no es excusa para la ingenuidad y la historia está plagada de ejemplos de cómo la tecnología pasa por encima de los marcos sociales, éticos y políticos que necesitamos para hacer buen uso de ella", remata Garbee.
Angela Merkel, en una fábrica de robots en AlemaniaImage copyrightGETTY IMAGES
Image caption
Angela Merkel, en una fábrica de robots: para Alemania, la revolución 4.0 es una prioridad.

Los postes de luz inteligentes que detectan ciclistas, protegen a las tortugas y ayudan a combatir el crimen – BBC Mundo

http://www.bbc.com/mundo/noticias-37590474

BBC

Los postes de luz inteligentes que detectan ciclistas, protegen a las tortugas y ayudan a combatir el crimen
Zoe Kleinman
BBC
10 octubre 2016
Compartir
Imagen satelital de Europa de nocheImage copyrightSCIENCE PHOTO LIBRARY
Image caption
Las farolas son los ojos y los oídos de las ciudades inteligentes.
La próxima vez que salgas a caminar en la noche, dedica un minuto a pensar en la modesta luz de las farolas porque, en realidad, ya no es tan modesta.
No se trata sólo de que las bombillas sean más eficientes y gasten menos energía cuando se cambian por diodos emisores de luz (LED por sus siglas en inglés o ledes), sino que también ayudan a combatir el crimen, facilitan la vida de los ciclistas e incluso protegen a las tortugas.
Y es que el alumbrado público se está convirtiendo en los ojos y los oídos de las ciudades "inteligentes".
Los postes de luz hacen las veces de recolectores de datos, comunicándose con un sistema de control central que toma decisiones automatizadas sobre cuándo y por cuánto tiempo permanecen encendidos, y sobre su resplandor.
Sus defensores dicen que entre los beneficios se encuentran una mayor seguridad en las calles, más tranquilidad en la carretera y un considerable ahorro energético.
7 aparatos cuyo consumo eléctrico podría sorprenderte (y cómo disminuirlo)
En un mundo que se mueve por datos, tiene sentido adaptar el mobiliario urbano a este propósito, dice el experto en ciudades inteligentes Theo Tryfonas, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Bristol (Reino Unido).
"Es mejor que adquirir cajas y hardware", explica.
"Necesitamos un cambio de mentalidad hacia los servicios públicos. Tenemos electricidad, agua.. y el cuarto o quinto debería ser la información".
Tortuga de Florida, EE.UU.Image copyrightTHINKSTOCK
Image caption
En algunas partes de Florida, el ciclo reproductivo de las tortugas dicta cuán brillante es la luz del alumbrado público.
La compañía estadounidense Silver Spring Networks ha desarrollado su propia infraestructura de alumbrado inteligente y tiene clientes en todo el mundo.
Pero, ¿cómo funciona este sistema?
Ahorrando energía
La empresa dice que su tecnología puede reducir a la mitad el gasto energético de una ciudad.
Copenhague (Dinamarca), por ejemplo, está en camino para superar esos pronósticos, dice Brian McGuigan, director para Europa de ciudades inteligentes y alumbrado en Silver Spring.
Led, la luz que puede salvar al mundo
En París (Francia), las condiciones climáticas de cada día, capturadas por sensores, son un factor que determina la hora a la que se encienden las luces de la famosa ciudad. La capital francesa se negó a cambiar sus bombillas por ledes.
Pero McGuigan dice que fue porque "no querían alterar el color de la ciudad, aunque los nuevos controles les permitieron ahorrar un 30% de energía".
París de nocheImage copyrightSILVER SPRING
Image caption
Las autoridades francesas no quisieron aceptar las luces led en su alumbrado público.
Otros expertos, sin embargo, dicen que las compensaciones económicas no son siempre tan directas.
"Depende de cómo organizan sus finanzas las autoridades locales", dice Tryfonas. "Cada caso necesitará ser evaluado según sus propios méritos. ¿Es externalizada la gestión de infraestructuras? ¿Es, en parte, propiedad de un tercero?".
"El valor puede ser alto, pero hay muchos otros factores en juego en una ciudad. Tiene que darse el ecosistema adecuado", agrega.
En Copenhague, utilizar luz tenue para ahorrar energía parece una buena idea. Hasta que se vio que había un conflicto de intereses con la iniciativa de la ciudad danesa para que el ciclismo sea más seguro.
Ciclistas en CopenhagueImage copyrightTHINKSTOCK
Image caption
Una energía para ahorrar energía demostró no ser tan buena para los ciclistas que circulaban por la noche en Copenhague.
Así que se añadió ese aspecto al asunto. "Agregamos la capacidad para que las señales de tráfico ‘hablaran’ con los postes de luz y que las luces se encendieran si los sensores detectaban ciclistas", explica Mr McGuigan.
Pero el alumbrado no es necesariamente una cuestión prioritaria para quienes desarrollan las ciudades inteligentes.
Un estudio reciente en 150 ciudades, llevado a cabo por la compañía británica Nominet, reveló que el alumbrado público era el octavo en popularidad con respecto a otros temas que tenían previsto abordar (plataformas de datos, medio ambiente y compromiso ciudadano estaban por delante).
¿Puede la tecnología hacer más seguro andar en bicicleta?
A pesar de ello, cree que la industria tiene mucho que ofrecer.
"El futuro del alumbrado público será un elemento de cambio para ayudar a las comunidades a resolver problemas", dice Mike Zeto, director general de ciudades inteligentes en la firma AT&T, la cual se acaba de unir a varios gigantes tecnológicos en Estados Unidos para formar un colectivo para crear ciudades inteligentes.
¿Malo para la salud?
Los beneficios de la iluminación inteligente son claros, dice Zeto: "Desde la vigilancia remota de las condiciones de la carretera y una mejor gestión del tráfico de los peatones en estadios, parques e intersecciones muy transitadas, a la tecnología de detección de disparos que puede ayudar a la policía a recopila información sobre cuándo y dónde ocurren los disparos".
Calles de Londres por la nocheImage copyrightTHINKSTOCK
Image caption
En Londres, las rutas de las paradas de metro pueden estar más iluminadas para ayudar a guiar a la gente a llegar a su casa.
No obstante, el alumbrado urbano inteligente también tiene sus críticos.
Algunos se quejan de que aunque usan menos electricidad, las bombillas led proporcionan menos luz, lo cual significa que las casas y jardines de alrededor están más oscuros por la noche.
La Asociación Médica Estadounidense (AMA, por sus siglas en inglés) publicó una guía sobre las bombillas led a principios de este año, advirtiendo a las autoridades de que emitían grandes cantidades de luz azul, lo cual -asegura- puede alterar los patrones de sueño tanto en seres humanos como en animales.
"A pesar de sus beneficios en cuanto al ahorro energético, las luces led son perjudiciales cuando se utilizan para el alumbrado de las calles", dijo Maya Babu, miembro de la junta de la AMA, en un comunicado emitido en aquel momento.
"Enfríenlo y atenúenlo", resumió Richard Stevens, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Connecticut (EE.UU.).
En respuesta, los partidarios de esta tecnología argumentaron que los avances en los últimos dos o tres años implicaron que las bombillas son más cálidas y tenues.
Alumbrado inteligente en GlasgowImage copyrightSILVER SPRING NETWORK
Image caption
En Glasgow, los datos de televigilancia pueden hacer que las luces se enciendan en áreas específicas de la ciudad para combatir el crimen.
Y no sólo los humanos necesitan beneficiarse de una luz más tenue.
En algunas áreas de Florida, los ciclos reproductivos de las tortugas gigantes dictan cuán brillante es la luz para no alterar su apareamiento.
"Su ciclo reproductivo se gestiona según la Luna por eso estas luces necesitan poder atenuarse especialmente en ciertos días", dice Mr McGuigan.
La amenaza de los hackers
Otra preocupación es la ciberseguridad, pues muchas ciudades eligen almacenar y compartir los datos en la nube.
"Creemos que esto es un problema", dice Mr McGuigan, quien sostiene que corresponde a las autoridades individuales proteger sus propios datos.
"Se podría decir esto sobre un buen número de tecnologías del Internet de las Cosas; van hacia la seguridad a través de la oscuridad".
El investigador de seguridad Denis Legezo, de Kaspersky, demostró a principios de año que podía manipular los sensores de tráfico en Moscú (Rusia) buscando sus manuales en internet.
"(Puedes hacerlo) si logras identificar el modelo de un sensor (radar) de carretera -puedes encontrar diversa documentación en el sitio del vendedor (o en el de su integrador). Si tienes suerte, puedes también encontrar el software que se utilizó para trabajar con esos dispositivos", escribió.
Tal y como añade McGuigan, la gente siempre encontrará motivos para hackear el sistema, aunque sea tan sólo para su propia diversión.

La bombilla Spectrum IQ Bulb de Satechi: la luz se vuelve «inteligente» | Microsiervos (Gadgets)

http://www.microsiervos.com/archivo/gadgets/bombilla-satech-iq-bulb.html

La bombilla Spectrum IQ Bulb de Satechi: la luz se vuelve «inteligente»

POR @ALVY — 14 DE JUNIO DE 2015

Satechi IQ Bulb

La Spectrum IQ Bulb que nos envió Satechi para probar es una bombilla LED de 8W que hace replantearse cómo funcionan estos pequeños objetos que hay en todas las casas desde los tiempos de Davy, De la Rue, Woodward, Evans y Edison. Es básicamente una bombilla de colores controlable y programable desde un teléfono inteligente Bluetooth, que reemplaza a cualquier bombilla convencional.

La forma en que funciona es más simple que el mecanismo de un cubo: quitas cualquier bombilla normal de su casquillo y enroscas la IQ Bulb. En su funcionamiento básico se comporta igual que una bombilla de bajo consumo; 8 vatios en LED equivalen a unos 50W «de de los tradicionales», suficientes como bombilla de mesa, para cualquier rincón de la casa, iluminación complementaria o habitación pequeña.

Instalando la app (Satechi LED Spectrum: iOS y Android) se puede controlar la bombilla a través de Bluetooth. En total se pueden controlar hasta diez bombillas diferentes y la app funciona mientras estés a una distancia razonable, digamos en la misma estancia o habitación (~15-20 m). Si se dispone de varias se pueden agrupar por zonas, controlar a la vez, etcétera; en ese sentido la app y es muy completa y fácil de usar.

¿Qué se puede controlar de esta bombilla? En primer lugar el apagado y encendido: basta dejar encendido el interruptor físico y cederle el control a la app. También se puede elegir el color de la bombilla: una combinación de ledes rojo, verde y azul permiten seleccionar cualquier color imaginable en una paleta – ideal para dar el ambientillo adecuado en cada situación: ver una película, trabajar o pasar una velada romántica. Para los más técnicos: la temperatura de color normal es un «Blanco Neutral 4000K», pero con los LEDs se consiguen 16 millones de colores RGB.

Satechi IQ Bulb Control

También se pueden programar las horas de encendido y apagado –más útil de lo que parece– y tiene modos de auto-apagado por temporizador,detección de movimiento para encenderse cuando alguien está cerca e incluso «sincronización» con la música y sonido ambientes, un efecto discoteca un tanto psicodélico pero divertido. Incluso se puede hacer que parpadee cuando hay notificaciones en el móvil, aunque yo lo dejé desactivado porque bastante estrés tenemos ya durante el día como para ser requeridos por una bombilla – aunque hay situaciones en las que puede ser muy útil.

Con 25 000 horas de vida según el manual (unos 5 años), el precio de la IQ Bulb/Spectrum es de unos 40 euros ; las bombillas «tontas» equivalentes están entre 5 y 15 euros según marcas y modelos… pero obviamente ni cambian de color, ni son programables ni nada de nada. Digamos que es una opción como para reemplazar todas las bombillas de la casa –no tendría sentido– pero si quieres experimentar un poco lo de vivir en el futuro es un gadget interesante. También puede usarse para ubicaciones o profesiones puntuales: como iluminación con infinita capacidad de color para un fotógrafo, para decorar una estancia en un evento de forma más personalizada, como regalo especial para el amigo que ya tiene todos los chismes electrónicos…

Personalmente añadiré que me hizo modificar mi percepción inicial (¿quién quiere una bombilla de colores? ¿Para qué vas a quererla programar?) Tras unos cuantos días probándola me parece una alternativa de lo más ingeniosa y bien resuelta. Si en el futuro las casas, despachos o habitaciones de hotel vienen equipadas con este tipo de pequeños avances en algo tan cotidiano serán sin duda más interactivas y divertidas para la gente.

Hackberry, la mano abierta | Conexión Brando

http://www.conexionbrando.com/1797060-hackberry-la-mano-abierta

Hackberry, la mano abierta

Una compañía japonesa creo una prótesis impresa en 3D y publicó todos los datos del código en internet. Mirá a las fotos y el video y contanos que opinás de este adelanto.

Los avances de la impresión en 3D vienen siendo más que interesantes y la medicina parece llevarse muy bien con estos avances tecnológicos. La elaboración de prótesis para personas que han perdido una extremidad abre un campo enorme que beneficiaría a muchas personas ya que cambiaría vidas y reduciría los costos significativamente. Y así lo entiende la empresa japonesa Exii que acaba crear una mano eléctrica llamada Hackberry que fue impresa totalmente en 3D.

Teniendo en cuenta el primer prototipo que realizó de la compañía, Hackberry cuenta con una muñeca más flexible que permite una mayor cantidad de movimientos y una palma más pequeña para que el usuario pueda diferenciar un objeto al momento de agarrarlo.

Según los creadores, Hackberry también permite utilizar distintos tipos de baterías y puede configurarse de manera sencilla; incluyendo la opción de utilizar un smartphone para programarla. Además desde Exiii han decidido hacer público el código para que otros ingenieros o programadores puedan trabajar sobre este proyecto y mejorarlo. La decisión de optar por el código abierto permite que cualquier persona pueda descargar toda la información sobre el modelo, el código y los sensores (y hasta personalizarla) para luego imprimirla en 3D.

Desde la compañía creen que el costo total de una prótesis de este tipo no debería superar los 300 dólares.

0%no-me-gusta.gifme-gusta.gif0%
0

Notas relacionadas

La nueva fórmula para el autoconsumo de energías renovables | Microsiervos (MundoReal™ )

La nueva fórmula para el autoconsumo de energías renovables

Energia-Fotovoltaica-Amort

Esta es la mejor explicación que he encontrado hasta el momento respecto al tema del nuevo decreto relativo al autoconsumo de energía renovable y el famoso «quieren cobrar incluso a la gente que genera su propia energía»: Nuevo decreto para el autoconsumo de energías renovables (En Naranja). Tampoco está nada mal El sol ya no es gratis en El País.

Basicamente el asunto es que se deja de pagar a los individuos quegeneren su propia energía y la vuelquen a la red eléctrica, algo que hasta ahora era posible –y rentable– y que fomentaba las energías renovables y limpias.

La amortización [de los sistemas denergías renovables] se alejaría mucho de los cinco o seis años que suponía hasta ahora, y se acercaría más a los 15 que a los 10 años (…) lo cual lo aleja mucho de una rentabilidad razonable, ya que se trata de una inversión considerable en una instalación que requiere cierto mantenimiento (aunque no mucho) y que tampoco está libre de averías o percances climatológicos.

Con la nueva normativa, la única energía que puede «no pagarse» es por tanto la que se autogenere y consuma de forma instantánea, que normalmente sería la fotovoltaica –como en el ejemplo– o eólica (que no se menciona pero también funciona por la noche; de hecho van surgiendo poco a poco diferentes modelos para el hogar además deotras rarezas). Estas alternativas equivalen simplemente a no usar la red eléctrica, aunque a pesar de todo haya que pagar ciertas cuotas y conceptos como el «respaldo» como algo impepinable.

(Colateralmente: todos los «inventores» de máquinas de movimiento infinito = energía infinita han sido porculizados instantáneamente puesto que ya no pueden forrarse revendiendo esa energía.)

(Vía ING: En Naranja.)

Publicado por Alvy# 22/Jul/2013
Categorías: MundoReal™
Compartir: correo

http://www.microsiervos.com/archivo/mundoreal/nueva-formula-autoconsumo-energia.html